miércoles, 22 de abril de 2015

Repartiendo sonrisas

Cada mañana cuando salgo de casa a primera hora, me cruzo siempre con la misma gente. Los que van a trabajar o vuelven del trabajo, los que como yo salen a hacer un poco de deporte, los que sacan a pasear a sus mascotas, las abuelas que van a comprar a primerísima hora a la plaza...
Pero cada día veo lo mismo, caras tristes, sin alegría, sin luz, sin esa chispa que deberíamos tener!! Yo salgo de casa alegre y saludo a la gente dando los buenos días y me sorprendo al ver que muchos de ellos agachan la cabeza o miran para otro lado. Pero señores y señoras ¡qué nos está pasando!

No sé porque me incomoda tanto el hecho de que a la gente le cueste tanto sonreír o decir buenos días, pero si no cuesta nada!! Que sonreír es gratis y muy beneficioso!! 

Así que un día, mientras salía a "caminar rápido" (mi marido dice correr pero deberíais verme), se me ocurrió que podría hacer pequeños cartelitos, escribir frases con tiza en el suelo o vete a saber qué y ponerlos en los coches del vecindario, colgando en las paredes o en los árboles (o según me viniera la inspiración ese día) y luego simplemente pensar en que ese pequeño gesto sacara una sonrisa a alguien y al día siguiente viera mi sonrisa reflejada en otra persona. 

Sé que estamos en un momento en el que puede ser que lo veamos todo negro, y por eso imagino que la gente se encierra en sí misma y parecemos pequeños autómatas que vamos sin rumbo a ninguna parte. Pero estoy convencida que los pequeños gestos, si se hacen de corazón, acaban siendo enormes!!

En las notas puse un hashtag #challengeyoursmile #retaatusonrisa




Si veo alguna foto en la red, aunque solo sea una, no me cabrá duda de que todo es posible!
Por algo se empieza ¿no? A lo mejor no consigo nada y mi propósito es en vano, pero creo en la gente y sé que cada granito de arena cuenta.


¡Feliz día y no dejéis de sonreír!