jueves, 17 de marzo de 2016

Disfrutemos de cada día

Hace un par de fines de semana  no hicimos nada en especial, fuimos a nuestro paraíso particular y disfrutamos simplemente de estar en familia (aunque el papá novato hizo alguna que otra cosilla que necesitábamos arreglar ;P).
Yo me dediqué simplemente a ver a Noa jugando, hablar con mi marido, relajarnos y disfrutar de lo verdaderamente importante en la vida: disfrutar de cada momento, hacer especial cada día.

Si, DISFRUTAR CADA DÍA, cualquier momento por tonto que parezca si lo miramos con los ojos equivocados nos perdemos lo verdaderamente importante.

Parece tarea fácil, pero los adultos hemos perdido ese don con el que nacemos y eso no podemos permitirlo, me niego!!

Yo siempre tengo planes para el fin de semana, miro mil webs por si hay algo interesante para ir a ver o visitar, intento montar excursiones, ir a conocer sitios... sí, me encanta planificar millones de aventuras para hacer con mi marido y mi hija. Pero me creo unas expectativas que si por lo que sea no se cumplen me desmontan, me hacen sentir mal conmigo misma y me crean una gran ansiedad y frustración.

Los adultos (la mayoría) nunca estamos satisfechos con nada, siempre estamos esperando a que llegue el fin de semana para disfrutar de algo, o las vacaciones o algún festivo o puente y NOOOO!! Hay que ver que cada día que pasa cuenta, que no podemos posponer nada para el mañana porque entonces ese día lo habremos perdido.

Y ese fin de semana pasado, observando a mi hija como disfrutaba corriendo en zapatillas de estar por casa hasta que llegaba a mí, me abrazaba y daba un beso en la barriga. O cuando se puso a ayudar a su padre a plantar unas flores en el jardín, cuando descubrió una cochinilla y le llamó "pequeñín" o cuando llovió y aunque no teníamos las botas de agua me dijo que quería saltar en los charcos y vi en sus ojos a la niña más feliz del mundo. Fue entonces cuando me di cuenta que cada día nos da la posibilidad de disfrutar como nunca, de verlo todo desde los ojos de un niño, de ser felices y DISFRUTAR CADA DÍA sin esperar a que llegue un día marcado, el verano o las vacaciones de navidad...


Espero ser capaz de hacerlo, porque la vida pasa sin darnos cuenta y a veces cuando al abrir los ojos es demasiado tarde.


¡Besos y Feliz día!