lunes, 10 de octubre de 2016

Y se acabó lo que se daba... bye bye summer!

Que voy con retraso? Podría verse así, pero para mí este verano se había alargado hasta esta semana pasada en la que disfrutábamos de días con un sol increíble y unas temperaturas para nada normales.

Así que para mí, ahora sí que ha llegado el día de decir eso de: bye bye summer!

Y es que este verano ha sido algo raro, diferente, único e increíblemente increíble.
No, no hemos hecho nada del otro mundo, no hemos hecho un súper viaje, ni siquiera nos hemos movido de casa! Pero ha sido muy especial porque nos hemos dado cuenta que lo que realmente queremos en vacaciones es pasar tiempo juntos y disfrutar sin prisas, sin horarios, ni tiempos, de nosotros; de nuestra familia.


Y claro que nos encantaría viajar con nuestros hijos y disfrutar con ellos descubriendo nuevas culturas y nuevos lugares. Claro que nos encantaría visitar otros países y sorprendernos juntos con cualquier pequeño detalle.

Pero nos hemos dado cuenta que primero teníamos que aprender lo más importante. Saber que hay tiempo para todo y que lo que realmente nos gusta, es disfrutar de nosotros; de nuestra pequeña gran familia.


Hoy decimos adiós a un verano maravilloso y que tanto nos ha dado. Y nos preparamos para un otoño que viene lleno de momentos igual de bonitos o más.




¡Besos y Feliz día!