domingo, 6 de octubre de 2013

Decidido: Voy a comerme tranquilamente el postre!



Este verano me leí un libro que me está siendo muy útil y que en uno de los capítulos nos dice:

"El pasado sólo es eso: pasado. Por delante están los mejores años por vivir. Si eres capaz de dejar el pasado atrás, de superarte, de recuperar tu estima, de darle valor a tu vida y a tus sueños, podrás sentarte a la mesa y comer el postre tranquilo".

Llevaba años sintiéndome que no valía nada, que no era capaz de nada, que todo el mundo es mejor que yo... Estaba sumergida en una espiral de negatividad y baja autoestima y no sabía como salir de ahí. Porque una vez ahí dentro, estás taaan cegada por esos miedos y temores que no puedes ni sabes ver nada más.

Pero hace poco (realmente muy poco), decidí armarme de valor y escribir un blog, dónde expresar mis miedos, alegrías, inquietudes, experiencias vividas y por vivir... lo que yo quisiera! En el blog puedo hacer lo que quiera! Ya sé que puede parecer que no es mucho, total, escribir lo puede hacer cualquiera y es verdad, pero para mí es mucho más. Para mi es abrirme a la gente, expresarme libremente sin miedo y exponerme... ufff exponerme públicamente, para mí es todo un reto. Pero como dice el libro, el pasado sólo es eso: pasado y yo quiero poder comer tranquilamente mi postre.

No hay nunca nada imposible, de todo se sale, todo lo malo pasa, el vaso puedes verlo siempre medio lleno si te lo propones. Y poco a poco voy creando mi camino, voy perdiendo los miedos, dándole valor a la vida y luchando por mis sueños levantándome cada mañana con una sonrisa.

A lo mejor debería haber escrito este post mucho antes, pero prefiero ir poco a poco y sentirme segura. Hoy he dado un paso de gigante y os he enseñado un poquito más de mi.





Desde mi espejo, os deseo que tod@s también podáis comer tranquilamente vuestro postre.