martes, 16 de diciembre de 2014

GALLETAS DE NAVIDAD CASERAS

El otro día, en el calendario de adviento nos tocó una actividad: hacer y decorar galletas caseras! 

Me encanta cocinar, no voy a decir que me relaje porque la verdad que soy bastante nerviosa y en muchas ocasiones mi grado de histerismo es tal que puedo llegar a dar miedo jajaja! Pero me gusta mucho meterme en la cocina y experimentar. 
Así que como tocaba meterse en la cocina mi marido se fue a correr para ponerse a salvo, N decidió ponerse a jugar así que me quedé a mis anchas y ellos a resguardo.

La receta es muy sencilla y fácil de hacer para cualquier persona así que os dejo la receta para que os animéis.

INGREDIENTES:

- 2 tazas de harina (250g)
- 1 taza de azúcar (215g)  
- 1/2 taza de mantequilla (115g)
- 1/4 cucharadita de sal
- 2 cucharaditas de leche
- 1 huevo batido
- 1 y 1/2 cucharadita de extracto de vainilla


PASOS:

1º mezclamos la harina tamizada con la sal y lo dejamos en un bol
2º batimos la mantequilla y vamos incorporando el azúcar despacito hasta conseguir una masa homogénea y consistente.
3º añadimos a esta masa el huevo ya batido y lo mezclamos bien
4º añadimos el extracto de vainilla y la leche y seguimos batiendo
5º cogemos el bol de la harina con la sal que tenemos apartado y se lo vamos añadiendo poco a poco. 

              ATENCIÓN: Os tiene que quedar una masa consistente no líquida.

Una vez tengamos la masa lista cogemos film transparente para cocinar y cortamos dos trozos. Ponemos uno de ellos bien estirado en el mármol y vertemos la masa de las galletas y encima de esto ponemos otro papel film y con el rodillo empezamos a amasar hasta conseguir una base lisa de unos 1,5cm de grosor. 
Hay gente que llegados a este paso coge los cortadores con las formas elegidas y empieza a hacerlas. Yo primero meto la masa con el film en la nevera una hora aproximadamente para que la mantequilla vuelva a coger fuerza y al cortarla no se quede como demasiado blanda porque entonces las formas no quedan lo bien que tu querrías.

Ponemos a calentar el horno a 180º y las dejamos unos 10 minutos con calor por los 2 lados. Una vez veamos que empiezan a estar doraditas por los bordes ya estarán listas.

Cuando las saquemos del horno os aconsejo ponerlas en una rejilla para que se enfríen, no las dejéis en la bandeja del horno porque ésta sigue desprendiendo calor y a veces se tuestan un poco más (me ha pasado). Si no tenéis rejilla podéis utilizar la del horno mismo.

Una vez frías las podéis decorar como más os guste y luego a disfrutar de ellas :)


 No me dieron tiempo a hacer más fotos porque tengo dos glotones en casa. 



¡Besos y feliz día!