viernes, 16 de septiembre de 2016

Y... ¡Ya van 3!

Sí, sí... ¡Ya van 3!
 
Empecé con este blog con muchos miedos y dudas, todos infundados y sin sentido. Después de atreverme a abrirlo, quería que este fuera un rinconcito donde expresarme libremente y poder ser yo sin trampa ni cartón.
Y hasta hace poco más de un año no me di cuenta que me cohibía por tonterías, por cosas a las que no debería darle importancia y que sin querer, lo único que hacía era perjudicarme a mí misma. Dejé de hacer cosas por miedo a que lo vieran algunas personas, por miedo a lo que me dijeran, a críticas negativas (ya sabemos que a la gente le cuesta mucho hacer de las positivas) y por no gustar a todo el mundo.

Tardé en darme cuenta que nada de eso merecía la pena. Que no merecía la pena dejar de mostrarme tal como era, de ser yo misma y hacer lo que me apeteciera en cada momento.

Cuando empecé esta aventura lo hacía de manera anónima por ese miedo tonto a mostrarme. Y cuando me atreví a hacerlo público, me di cuenta de todo lo que me había perdido ese tiempo.

Hoy hace ya 3 años que empecé esta aventura y solo puedo estar agradecida por todo lo que me ha dado.

Soy una persona muy insegura y esto poco a poco este pequeño rinconcito me va ayudando a tener más confianza y seguridad en mi misma. Y no solo eso, sino que he conocido a gente maravillosa que me ha ayudado y motivado para seguir adelante y seguir creciendo.

Hoy tengo nuevos proyectos en mente que nunca me habría planteado si no me hubiera lanzado a la piscina. Y estos proyectos, creo, van a seguir ayudándome a seguir sonriendo y disfrutando de esta aventura de la que hoy soplo su tercera vela.




¡Besos y Feliz día!