jueves, 11 de junio de 2015

10 tips para futuras madres

Hoy quiero daros varios consejos a las futuras madres que me podáis leer para vuestra supervivencia en un mundo nuevo en el que una vez entras, ya no puedes salir: LA MATERNIDAD.

Me habría gustado que alguien hubiera sido sincero conmigo cuando me quedé embarazada, pero no; me lo pintaron todo de colores bien bonitos para que cayera en la trampa!!! Y yo para ahorraros algún que otro disgusto, vengo a deciros algunas verdades que nadie se va a atrever a decirte.

1. Antes de decir que estás embarazada a nadie (a excepción del padre de la criatura y seguramente que a tu madre) espérate al menos a la primera ecografía!!! 
Sí, lo sé! Sé que tendrás unas ganas terribles de decirlo a todo el mundo pero más vale morderte un rato la lengua antes de que venga alguien y te diga; "bueno, si no has ido al ginecólogo a lo mejor el feto está muerto y tendrás que abortar". Y eso, queridos míos, a una mujer EMBARAZADA con las hormonas a porrillos, imaginaros como le puede sentar.


2. Miente en la fecha prevista de parto!!!! Sí, sí, sí, hacerme caso por favor! O cuando estéis de 38 semanas la gente no parará de deciros que ya tienes cara de parir, que se acerca la luna llena, que camines cada día, que tienes la barriga muy baja... y un sin fin de gilipolleces que solo harán que te pongas de tan mala leche que te gustaría hacerles beber un caldito bien caliente en pleno mes de agosto en Sevilla. Así que por favor, daros dos semanas de margen por el bien de vuestra salud mental.


3. No dejes que la gente te diga lo que puedes o no puedes comer. Si te apetece jamón, come jamón!! A la criatura no le va a pasar nada y a ti te va a saber a gloria.

4. El nombre lo eligen los padres. No digas que tenéis varios y que estáis indecisos, error. Hasta que no sea seguro, mutis. Porque luego diréis: "Se llama Noa" y alguien os contestará: "pues yo la llamaré Daniela" y no te quedará otra que poner una de tus mejores sonrisas ensayadas y morderte la lengua porque a esa persona no le puedes decir nada.


5. No te creas que por arte de magia cuando nazca la criatura perderás la barriga que has  cuidado con tanto amor durante 9 meses. No seas igual de ingenua que yo, que cuando nació mi hija me miré y dije, pues vaya que bien que ya no tengo! Y cuando la enfermera me dijo que ya podía levantarme y miré hacia abajo, quise meter la cabeza en un agujero! No te diré lo que se tarda en perderla, porque eso va según la persona. Lo que sí te voy a decir, es que la barriga será algo así como un colgajo con vida propia hasta que llegue un día que sin darte cuenta ya te has hecho amiga y te importa un pimiento.

6. Si quieres dar el pecho será lo mejor para tu hijo y si quieres darle fórmula también!! Que nadie te obligue, te presione o te haga sentir mal por lo que elijas hacer. No vas a ser peor o mejor madre por tomar una u otra decisión.

7. Pídele a tu madre que te haga tantos tuppers como quepan en tu congelador. Las primeras semanas después de dar a luz vas tan zombie que si no tienes comida te olvidas de comer y eso no es bueno.

8. Disfruta del tiempo que tengas a tu hijo en la barriga. Disfruta de cada segundo en que le hablas, le cantas, acaricias la barriga y sueñas en todo lo que vendrá. Porque aunque tengas muchas ganas de conocer a la personita que llevas dentro, luego lo extrañarás muchísimo.

Fotografía de www.margalvez.com

9. Cuando vayas a dar a luz no lo anuncies a bombo y platillo!! Ves al hospital, ten a la criatura (que eso puede pasar en 10 minutos o 17 horas) y daros un espacio de tiempo para que el bebé el papá y tú os conozcáis con tranquilidad y sin agobios. Los abuelos, tíos, primos, amigos y demás parientes ya tendrán tiempo de conocer a tu hijo, pero en su debido momento.

10. Tema visitas... Pon un horario y que se cumpla a rajatabla!! Es normal que quieran conocer a la criatura, pero siempre y cuando respeten VUESTROS horarios. La única que se puede quedar más rato es tu madre y sólo porque hueles a bestia y necesitas una ducha con urgencia, ponerte crema hidratante para sentirte mujer y secarte el pelo para no parecerte aún más a bitelchús.

Espero que os sirvan y si sabéis de algún consejo más que pueda ser útil me lo decís y así me lo apunto yo también para si en un futuro ampliamos la familia tenerlo en cuenta ;)



¡Besos y Feliz día!