lunes, 12 de junio de 2017

HOLA... ¡CANAS!

Siempre me había atemorizado este momento, siempre había pensado que el día que aparecierais lloraría como una niña pequeña, pero no ha sido así.

A mis 32 años creo que he asimilado que es algo natural, que es algo que tenía que pasar y creo que es algo que me va a ayudar a aceptarme incluso un poco más en estos momentos. Así que allá voy...

¡¡Hola Canas!! Sí, vosotras, las que he ido viendo crecer poco a poco e incluso arrancado alguna sintiéndome vieja y fea.

¡¡Hola queridos pelitos blancos!! Bienvenidos a mi melena desaliñada, sin forma ni gracia. Bienvenidos a mi mundo de locos, con poco tiempo para peinarme y poca gracia cuando lo hago.
Sólo quiero que sepáis que NO os tengo miedo y que os voy a cuidar con el mismo mimo que he cuidado a mi pelo hasta el día de hoy y os voy a querer igual tengáis el color que tengáis.







¡Hola Canas! Espero que estéis preparadas para reír hasta no poder más, para disfrutar de días de moños alborotados, de peinaros con los dedos, de salpicaros de salsa de tomate o de ir llenas de papilla. Pero sobre todo, gracias por aparecer y bienvenidas a mi vida!




Besos y Feliz Día,
Estefanía.